Contaminación

Caída del cabello… y contaminación

La contaminación es otro de los factores tan importantes en la pérdida del cabello. Sin embargo, no es un factor que por si solo puede ser determinante como por ejemplo la genética.

La contaminación va de la mano de múltiples factores como nuestros hábitos rutinarios, nuestra alimentación, el champú que usemos y muchos más factores que seguramente conozcáis.

Todo este tipo de factores unidos a la contaminación favorecerán la perdida de cabello paulatinamente, ya que la contaminación puede producir irritaciones, picores, aumento de la grasa, sequedad, taponamientos del folículo… y si no los combatimos con un cuidado experto pues el problema irá a más.

Es muy importante saber como es nuestro cabello y nuestro cuero cabelludo para poder combatirlo, y saber si, por ejemplo, tenemos un cuero cabelludo irritado y sabemos que la contaminación puede agravar este problema necesitaremos esos datos para evitar el problema.

Si nos ponemos en manos de un profesional y nos realiza un buen diagnóstico capilar habremos ganado mucho tiempo, porque en seguida podrás saber cómo es tu cabello y como es afectado por el clima para poder combatirlo y conseguir que la contaminación no sea un aliciente para la caída de tu cabello.

PASOS

1. Análisis para ver en qué punto os encontráis y poder realizar una estrategia.

2. Acudir a un especialista en cuidado capilar para valorar ese aspecto y poder mejorarlo.

3. Usar los champús, realizarse tratamientos capilares o aprovechar las recomendaciones de la especialista.

4. Productos extras como fibras, pelucas o injertos capilares.

¿Y SI CON TODO ESTO VEO QUE SIGO EMPEORANDO?

Si usando un buen champú y siguiendo las indicaciones de nuestras especialistas no consigues parar la caída del cabello, puede ser que estén afectando otros factores como la dieta, o la genética.

Como ya hemos dicho en multitud de ocasiones, es muy difícil que el cabello te vuelva a salir, simplemente nuestra intención es conseguir retrasar de una forma más natural y mucho más barata la caída del cabello. En algunas ocasiones si que se puede volver a notar que el cabello se regenera simplemente teniendo una rutina y una dieta equilibrada, es decir, equilibrando todos los nutrientes necesarios para que el cabello crezca fuerte y sano, pero es complicado.

Aun así, si vemos que el problema persiste no nos preocupemos, deberíamos seguir cuidando el cabello con un buen champú y unos buenos tratamientos y empezar a valorar otras opciones.

Como ya sabéis, nuestra principal solución son las fibras capilares, debido a su fácil adaptación, su rapidez, su naturalidad y su precio. Estas son capaces de tapar de una forma totalmente imperceptible las zonas algo despobladas. Sin embargo, también podéis valorar el hecho de usar una peluca, o realizaros un injerto.