Blog

Tratamiento facial galvánico: ¿qué es y en qué consiste?

tratamiento galvanico facial

Quizás hayas oído hablar del tratamiento facial galvánico, uno de los últimos avances en la lucha contra la aparición de las arrugas. Pero, ¿en qué consiste esta técnica? Te desvelamos todas las claves a continuación.

¿Qué es el tratamiento facial galvánico?

El tratamiento facial galvánico se considera, por sus efectos, como un lifiting facial sin cirugía. El procedimiento implica el uso de corrientes eléctricas leves consistentes en iones positivos y negativos que estimulan el flujo sanguíneo y el drenaje linfático de las zonas de la piel dónde se aplica, refrescando y rejuveneciendo la piel.

El proceso científico que está en la base de tratamiento se llama iontoforesis, que consiste en introducir iones (partículas cargadas eléctricamente) en la piel a través de geles que están cargados positivamente o negativamente. Los ingredientes cargados se llevan a las capas profundas de la piel y se concentran allí.

¿Cómo se aplica el tratamiento galvánico?

El tratamiento sigue estos pasos:

Desincrustación: Sobre la piel, que debe estar limpia y seca, se aplica un gel de pre-tratamiento especializado con una carga negativa. Este paso ayuda  a limpiar los poros.

Iontoforesis: Después de que el gel de pre-tratamiento se elimine con un paño húmedo, se aplica sobre la piel un segundo gel con carga positiva. El uso de este segundo gel se llama iontoforesis, o la etapa de nutrición, para la piel.

La esteticista utiliza un mensajero galvánico con una base cromada que conduce la corriente directamente sobre la piel. La corriente es una mezcla de iones positivos y negativos que ayudan a reequilibrar y redistribuir la energía en toda la piel.

La aplicación del tratamiento galvánico puede durar aproximadamente una hora. Para obtener los mejores resultados, se recomienda dar un mínimo de cuatro sesiones durante un período de 8 semanas.

Beneficios del tratamiento facial galvánico

Como ya hemos dicho, al tratamiento galvánico se le considera una suerte de lifting no quirúrgico. Los resultados son:

  • Suavizado de las arrugas
  • Aumento de la tensión en los músculos faciales (la cara se estira)
  • Aumento de la circulación sanguínea y por tanto de los nutrientes que reciben las células de la piel
  • Para los que sufren de acné este tratamiento puede ayudar a eliminar bloqueos sebáceos que conducen a la aparición de los granos.

Los tratamientos faciales galvánico puede ser muy beneficioso para las personas con la piel muy grasa y / o acnéica.

¿Has probado alguna vez el tratamiento galvánico facial? ¿Te gustaría hacerlo? Déjanos tus comentarios

Comments