Blog

Tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía

tratamientos de rejuvenecimiento facial

Si estás pensando en rejuvenecer tu rostro estás de enhorabuena porque nunca habían existido tantas opciones disponibles. Y si no quieres pasar por quirófano, no te preocupes, porque la moda ahora son los tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía.

¿Por qué están tan de moda los tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía?

Los hombres y mujeres de hoy están más ocupados que nunca. Muchos de ellos no podrían permitirse el par de semanas que serían necesarios para la cirugía y el tiempo de recuperación posterior. Sin embargo, los procedimientos de rejuvenecimiento no quirúrgico se pueden completar en menos de una hora. Las inyecciones de BOTOX y los rellenos dérmicos tardan  solo unos minutos en administrarse y los resultados aparecen en unos pocos días.

Tipos de tratamientos de rejuvenecimiento facial

Las técnicas de rejuvenecimiento facial se organizan principalmente en dos tipos:

Rejuvenecimiento láser

Muchos tratamientos de rejuvenecimiento se pueden realizar con técnicas láser. Estos procedimientos no invasivos se realizan en la consulta y requieren poca o ninguna anestesia o tiempo de inactividad.

Entre ellos destacan la fototerapia facial, que estimula la piel para regenerar el colágeno perdido, el MicroLaserPeel, que elimina una capa delgada de piel para mejorar las arrugas suaves, o el uso de pulsos infrarrojos, que promueve la desnaturalización parcial, contracción, y regeneración del colágeno.

Toxina botulínica inyectable y rellenos dérmicos

Otras formas pacientes pueden reducir las arrugas faciales sin cirugía incluyen la toxina botulínica (Botox) o inyecciones de relleno dérmico.

El botox es una proteína purificada que impide la contracción muscular. Cuando se inyecta en el músculo correcto, se pueden suavizar temporalmente las arrugas del entrecejo, las patas de gallo, las arrugas de la frente, y las bandas de la piel en el cuello.

Por su parte, los geles de relleno restauran temporalmente el volumen facial, la mejora de los contornos superficiales y suavizar las arrugas faciales profundas. Como veis en ambos casos la palabra clave es temporal, por lo que para que los efectos se mantengan en el tiempo es necesario repetir el tratamiento cada cierto tiempo.

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía son una primera aproximación perfecta para las patas de gallo, las arrugas de la frente, los párpados caídos, las ojeras o las bolsas. ¿Has probado alguna de estas novedosas técnicas? ¿Te gustaría probarlas? Los comentarios están abierto.

Comprender el espectro completo de opciones de rejuvenecimiento facial, y cómo pueden ser combinados te ayudará a descubrir la mejor opción para ti.

Comments